Balance Hermandad de la Salud 2020 y la Fundación Corinto

 ¡QUE NO NOS FALTE LA ESPERANZA!    

La Esperanza es parte importante de la razón de ser de nuestra Corporación y es por eso que la invoco al principio de este resumen, porque es la que nos hace seguir trabajando a un grupo de hermanos para darte a conocer qué hacemos, a quiénes nos dirigimos y con que medios contamos en este proyecto de nuestra Hermandad con la Fundación Corinto.

La pandemia nos ha puesto a prueba a todos, porque además de la tragedia humana que está suponiendo, ha cambiado también la forma de relacionarnos y hemos tenido que ir adaptándonos a esta nueva realidad. Aún así hemos trabajado día a día para seguir ayudando a las familias de nuestro entorno.

Hoy, sin haber terminado el año todavía, se vislumbra una luz de esperanza con la llegada de las vacunas que deseamos den solución a esta pandemia.

En lo que se refiere a Corinto, a lo largo de este año han sido unas 40 familias las que hemos atendido, gracias a los carnés que les hemos facilitado desde la Hermandad y que les han permitido realizar compras de productos de primera necesidad en el economato de dicha fundación, en periodos de tiempo que van desde tres, hasta nueve meses, dependiendo de la especial situación de cada familia.

Cuando allá por el mes de marzo, debido al estado de alarma y a las normas de confinamiento que se dictaron, el economato se cierra, se nos plantea el problema de cómo atender a las familias que tenían el carné en activo.  Así, en el mes de abril les hicimos llegar el importe de su carné en efectivo para que pudieran hacer compras en los supermercados y tiendas de su barrio. En el mes de mayo se cambia la estrategia y desde Corinto la ayuda consiste en la elaboración de lotes de productos del economato en función del número de integrantes de la unidad familiar. El reparto de estos lotes se llevó a cabo por voluntarios, parte al domicilio de los beneficiarios y parte entregada por algunas hermanas en la casa hermandad.

En junio abre de nuevo el economato, pero se accede a él con cita previa en cumplimento de las medidas sanitarias que están en vigor. Desde entonces cada mes, nos ponemos en contacto con los beneficiarios para que se acerquen al economato a realizar su compra el día y hora que le corresponde a nuestra Hermandad. Así han ido pasando los meses hasta llegar a este de diciembre.

En todo este proceso de atención a las familias de nuestro barrio, hay una labor que no se hubiera podido realizar sin tener detrás un soporte humano y económico para poderla llevar a cabo. A ellos van también dirigidas estas palabras.

Agradecer a los hermanos de nuestra Corporación, y a aquellos que sin serlo, contribuyen con su aportación económica a que podamos ayudar a estas familias.  A los que tras la campaña “Juntos sanamos la Trinidad” se sumaron a este objetivo y a todos los hermanos que hicieron posible dicha campaña.
Agradecer también al grupo de hermanos que en enero y noviembre se ofrecieron
para realizar tareas de limpieza en el propio economato.

A los hermanos de tesorería, y a los que colaboraron con el soporte informático.
Agradecer a los voluntarios temporales, así como a los que prestan este servicio desde los comienzos de este proyecto.
Al grupo de Acogida, que ha sido fundamental durante todo el año por su implicación desde que comenzó la pandemia. Han sido reuniones semanales por vídeo llamada con el objetivo de organizar las entrevistas con los beneficiarios del carné, hacerles un seguimiento, e informarles de los trámites para acceder al mismo.

Y en general a quienes de forma puntual también han colaborado en el logro de este objetivo.   A todos:  ¡Gracias!

Como veis, ha sido un grupo importante de personas las que, de una u otra manera, han contribuido a este fin. Por eso permíteme recordarte para terminar que también puedes colaborar en este proyecto. Si tienes disponibilidad ponte en contacto con el Grupo de Acogida y hablamos.  Esta es también una forma de hacer Hermandad.

Desde esta vocalía nos ponemos en manos de “María, nuestra Madre, que es la que sabe transformar un establo en la casa de Jesús, con unos pocos pañales y una montaña de ternura….” Para que nos ayude a superar los retos que están por llegar.

¡Feliz Navidad!. Un abrazo.                                    

                                            Vocalía de Caridad de la Hermandad de la Salud     

Enlace de descarga — BALANCE SALUD-CORINTO 2020

Publicado en Actualidad, Noticias.