Comida de Otoño

Otro año más, os esperamos en nuestra Casa hermandad para la comida de Otoño.
Será un día de convivencia con hermanos y amigos.

Fecha Sabado 23 Noviembre a partir de las 13:30 h.

Plato de migas o arroz + bebida: 5€

 

 

Lotería de Navidad 2019

Este año la suerte de la Navidad pasa por el barrio de La Trinidad malagueño, concretamente por la Hermandad de la Salud.

¿La vas a dejar pasar?

La puedes adquirir en la Casa-Hermandad los Martes y Jueves de 19:30h a 21:30h.

Bendición mosaico María Santísima de la Salud

En la mañana del sábado 26 de octubre, se ha llevado a cabo la bendición del azulejo de María Santísima de la Salud, ubicado en el número 9 de la calle San Pablo. D. Juan Chinchilla, vicario parroquial de San Pablo y hermano de la corporación, bendijo el retablo cerámico. El autor de la obra el malagueño Pablo Romero Boldt, ha demostrado, una vez mas, el dominio de la técnica y una gran minuciosidad en el dibujo. La bella imagen de la Madre de la Salud se presenta orlada por una preciosa cenefa, rematada por un arco de medio punto, con decoración de minuciosas volutas y alegres flores de colores. En la parte inferior, Salud, sobre la cartela que alberga la saeta escrita por Rafael de las Peñas. A los lados, sendos medallones con la fuente de la salud.

Las dimensiones del mismo son 130×75 cm, con azulejos de 20cm, enmarcados en una estructura metálica. Los servicios operativos del Ayuntamiento han sido los encargados de la colocación.

Desde este nuevo enclave, sus devotos la tienen más cerca. Que María Santísima de la Salud bendiga a todos y nos abrigue bajo su manto. Así sea.

Bendición Pelícano

En el transcurso de la eucaristía en honor al Santísimo Cristo de la Esperanza en su Gran Amor, el pasado 14 de Septiembre del 2019, fue bendecida la imagen del pelícano dando de comer a sus hijos, imagen que figurará a los pies del Cristo en su capilla y que es obra del imaginero cordobés Nicolás Torres.

El escudo de la Hermandad de la Salud está lleno de simbología. Entre esos símbolos, en una de sus cartelas, aparece un pelícano que hiere su pecho para alimentar a sus crias. La tradición de la Iglesia ha utilizado casi desde los primeros siglos al pelícano como símbolo del AMOR.
Incluso se relaciona con el propio Cristo, que se nos ofrece como Eucaristía con todo su Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad.